TOP
Vivir en Cork Irlanda
La pequeña 'Manhattan' irlandesa

Cork

Si por tu cabeza ronda la idea de ir a vivir a Irlanda, Cork debe de estar entre tus apuestas seguras. Esta pequeña ciudad (y, sin embargo, la segunda más grande de Irlanda) ubicada al suroeste del país tiene un aire muy diferente al resto de ciudades. ¡Descúbrela!

1. Clima

A diferencia del resto de grandes ciudades de Irlanda, Cork cuenta con una media bastante elevada de días soleados al año. Además, no existe demasiada variación de temperaturas entre estaciones, de ahí que el clima en Cork se clasifique mejor en dos períodos: de octubre a abril y de mayo a septiembre.

Entre mayo y septiembre, las temperaturas oscilan entre los 10 y los 18 grados de media, por lo que en estos cuatro meses el clima en este condado de Irlanda permite disfrutar mucho más de los planes al aire libre y de los viajes por la zona. Además, en este periodo, las lluvias también dan una tregua y se concentran en unos 13 días al mes.

El resto del año, en cambio, las temperaturas más bajas pueden rondar los 5 grados, las máximas los 12 y la lluvia está presente en más de la mitad de los meses. Sin embargo, es precisamente esa abundancia de precipitaciones la que mantiene el verde tan característico del país, por lo que te quedarás con la boca abierta allá por donde pases

2. Transporte

Tanto si lo que necesitas es moverte por la ciudad como si lo que quieres es descubrir el condado, Cork cuenta con una red de transportes muy completa, cómoda y a un precio bastante económico, por lo que tan solo tendrás que aprenderte bien las rutas y decidir cuál de todas las opciones te conviene para tu experiencia allí.

Autobús

Es el medio de transporte más popular en Cork. Aunque la ciudad es cómoda como para recorrer las distancias a pie, el tiempo no siempre es favorable para ello. Por eso es conveniente saber todas las rutas que opera la empresa pública de autobuses Bus Éireann, ya que cuenta con casi una veintena, y además tiene líneas al aeropuerto. Es la opción más recomendable para hacer el traslado desde este una vez pongas el pie en el país, así como para desplazarte hasta el centro de la ciudad si vives a las afueras. El autobús en Cork también es una de las formas más económicas de viajar entre ciudades, y además funciona hasta medianoche, por lo que es un servicio muy conveniente.

Tren

Cork es conocida también en el país por sus buenas conexiones de ferrocarril. Este servicio es el más rápido para descubrir el país ya que conecta con ciudades grandes, pequeñas, remotas o cercanas. Hay mucha frecuencia de trenes al día desde la estación de Kent (la principal), por lo que supone una opción muy fácil y cómoda para hacer escapadas o turismo por todo el país desde Cork.

¡Importante!Si decides ir a vivir a Irlanda, te recomendamos que te hagas con la Leap Card, la tarjeta de transporte público de Irlanda que te permite viajar con tarifas reducidas (pagarás hasta un 30% menos que si usas dinero en efectivo). Además, si eres estudiante, seguro que te interesa obtener la Leap Card Student, con la que tendrás un 20% de descuento extra en viajes de tren y autobús (en el caso de Cork, también sirve para el metro en Dublín) y también descuentos en algunos establecimientos y restaurantes asociados. Eso sí, tendrás que demostrar que estás estudiando en uno de los centros irlandeses para conseguirla.

Podrás obtener la leap card en tiendas o bien online (tendrás que dejar un depósito reembolsable que varía según el tipo de tarjeta) y después recargarla desde la app o por internet.

Bicicleta

Desde hace un tiempo hasta ahora, la ciudad de Cork está impulsando con fuerza el uso de la bicicleta como medio de transporte y durante los meses menos lluviosos resulta muy agradable pasear por sus calles a dos ruedas. Si no te haces con una propia, puedes alquilar una bicicleta por unos 20 euros al día en tiendas de alquiler.

como moverse en cork3. Alojamiento

Uno de los motivos por los que ir a vivir a Cork es el precio del alojamiento. Puesto que, en nivel de habitantes, Cork es mucho más pequeña que Dublín (en la primera viven una 125.000 personas frente al 1.300.000 que lo hace en la capital), el precio del alquiler también es más barato y por tanto más asequible para quienes deciden dar el paso y lanzarse a vivir esta experiencia de estudiar y trabajar en Irlanda.

En los últimos años, el precio de un apartamento entero de dos a tres habitaciones en Cork cuesta entre 900 y 1.200 euros al mes. Si no viajas en pareja, siempre te saldrá mejor buscar una habitación en un piso compartido en el que vivan otros estudiantes o jóvenes que se encuentren en tu misma situación. Además, así practicarás mucho más el inglés y harás amistades de todas partes. De eso se trata, ¿no? 😃

El precio de una habitación en Cork está en unos 130 euros a la semana, mientras que un apartamento de una estancia o un estudio cuesta alrededor de 230 euros semanales, todo depende de la zona. Si no te importa compartir habitación con otra persona, puedes encontrar precios más baratos en zonas más céntricas.

Para encontrar alojamiento en Cork, te servirá de ayuda draft.ie, el mayor portal de alquiler inmobiliario de Irlanda. Ahí podrás encontrar desde students accomodations (residencias, hostels, etc.) hasta habitaciones en piso compartido. También puedes buscar en los grupos de Facebook o en páginas como Gumtree y rent.ie para tener más opciones.

4. Alimentación y restaurantes

¿Sabías que Cork presume de ser la capital gastronómica de Irlanda? Allí se encuentra el English Market, considerado uno de los mejores mercados de alimentos de Europa. En él podrás encontrar los productos más frescos de los local farmers, es decir, cultivados en los huertos irlandeses, pero también los de otros lugares del mundo. Es un lugar muy especial y una parada obligatoria si te encuentras por esta zona.

Si eres un auténtico foodie, Cork te va a flipar. Este condado ha liderado la evolución de la gastronomía del país y cuenta con una gran variedad de restaurantes de cocina gourmet local e internacional y, por supuesto, con un montón de pubs con cervezas artesanales para no repetir. ¡Tiene hasta su propia clase de cerveza! Además, allí se establece Café Paradiso, uno de los mejores restaurantes de cocina vegetariana de Europa según las guías gastronómicas.

Por supuesto, en Cork también encontrarás los supermercados más populares de Irlanda (Spar, Tesco, Dunnes Store o Supervalu), además de otros populares en toda Europa como Aldi, Lidl o Spar. El precio en la compra semanal no varía mucho a otros países si la haces en supermercados, por lo que el gasto rondará los 40-50 euros como máximo por semana.

5. Oferta de trabajo

A pesar de no ser una ciudad demasiado grande, en Cork hay trabajo para quien lo busca. Eso sí, tendrás que tener un mínimo de inglés (dependerá de lo cualificado que sea el trabajo).

Si tu nivel de inglés es bueno, en Cork hay muchas empresas de todo tipo (sobre todo, tecnológicas… ¡allí se encuentra la sede de Apple!), y además a menudo requieren trabajadores de habla hispana. Por ello, si le pones empeño, no tendrás ningún problema en encontrar pronto un trabajo que te permita estudiar inglés y vivir una experiencia única. Entre los trabajos mejor remunerados se encuentran los que tienen que ver con la tecnología e informática, la arquitectura, los negocios y las ventas o la sanidad.

Si te preocupa no tener una gran cualificación para trabajar o un buen nivel de inglés, no te preocupes, ya que hay un montón de oferta para jóvenes estudiantes internacionales en el campo de la restauración (hoteles, restaurantes, cafeterías…), atención al cliente (en español), pequeños comercios e incluso como au pair. Este último es un trabajo muy popular en Irlanda (prácticamente todas las familias tienen au pair) y, además de estar muy bien pagado (entre 180 y 200 euros a la semana), ahorrarás en alojamiento, puesto que vivirás con una familia y estarás viviendo una inmersión lingüística completa 24/7

6. Turismo: ¿Qué ver en Cork?

En este condado de Irlanda, además de paisajes naturales increíbles, también hay muchas atracciones que ayudan a conocer mejor su historia y suponen una experiencia cultural y de ocio que no podrás perderte.

English Market.

Aunque ya te hemos contado un poco acerca de este mercado como un must para hacer la compra, también es uno de los puntos turísticos que merece la pena descubrir. Su nombre se debe a que en la época en la que se estableció el English Market (en la década de 1870), Irlanda era parte del Imperio Británico. Sin embargo, en él se encuentran los productos irlandeses más tradicionales junto a otros de todo el mundo.

Blackrock Castle Observatory.

La estructura de este antiguo castillo del siglo XVI es ahora un observatorio robótico y centro de ciencias con unas vistas increíbles del puerto de Cork. Además, es el fuerte más antiguo que aún se conserva en uso en la ciudad, ya que no sólo turistas se deleitan con las panorámicas que brinda el Blackrock Castle, también es un lugar especial para los irlandeses

Catedral de San Finbar.

Tan solo ver este templo de estilo gótico desde fuera ya vale la pena. En su fachada residen górgolas, estatuas y otras escenas bíblicas que remontan siglos y siglos atrás. Hay un dicho popular en Cork sobre la estatua del Ángel de Oro: “Soplará su cuerno cuando se acerque el fin del mundo”.

Spike Island. 

Quizás hayas escuchado alguna vez que Irlanda tiene su propia “Alcatraz”, ya que en la Isla de Spike se halla una antigua prisión que se ha convertido en lugar turístico debido a su estupenda ubicación (el puerto de Cork ocupa el segundo puesto en el ranking mundial de puertos naturales, justo detrás del de Sydney) y a sus increíbles vistas. Hay quienes deciden incluso pasar la noche en uno de sus hoteles, ya que la estancia allí supone un remanso de paz en el que desconectar.

Cork City Gaol.

Se trata de la antigua cárcel de Cork, convertida en prisión de mujeres en el siglo XX. Ahora, ya en desuso, alberga uno de los museos más interesantes de la ciudad en los que se aprende sobre su historia y se pueden ver todavía vestigios del paso de prisioneros por sus paredes. Se encuentra en la zona más alta de la ciudad, a unos 20 minutos del centro histórico.

Huguenot Quarter.

Este barrio tiene un encanto que no querrás perderte. Conocido por ser el hogar de los hugonotes franceses (protestantes calvinistas) que huían de la persecución religiosa en los siglos XVII y XVIII, esta zona está repleta de cafeterías, restaurantes y tiendas que invitan a recrearse y disfrutar de un buen paseo.

Elisabeth Fort.

Desde esta fortaleza del siglo XVII, con forma de estrella y situada a las afueras de la antigua ciudad amurallada, se pueden disfrutar de las mejores vistas de Cork a la vez que visitar el fuerte o conocer el desarrollo de la ciudad desde la época de los vikingos hasta ahora.

7. Eventos anuales

¿Quién dice que en Irlanda no se hacen muchos eventos al aire libre? Quizás hayas escuchado esta cantinela más de una vez, sin embargo, es totalmente falsa. La lluvia no impide a los irlandeses e irlandesas celebrar sus propios eventos cada año a lo grande. Aquí te contamos los principales indoor y outdoor. ¡Toma nota!

Cork Midsummer Festival.

Este es, sin duda, el gran evento del año. El Midsummer da comienzo al verano y reúne a artistas locales y nacionales durante dos semanas en el mes de junio en la ciudad de Cork, que sirve de escenario de eventos artísticos que van desde la danza o el teatro hasta actuaciones musicales, performances callejeras o monólogos.

Cork International Film Festival.

Considerado uno de los festivales de cine más antiguos de Irlanda, y también más grandes, el Cork International Film Festival brinda cada año en el mes de noviembre la oportunidad de disfrutar del mejor cine internacional, pero sobre todo pone el foco en las creaciones irlandesas y el talento nacional.

Cork Folk Festival.

¿Sabías que en Irlanda hay gran afición por la música folk? Que suene este estilo de música en cualquier pub cualquier noche y la gente se arranque a bailar es toda una tradición. Con este pretexto, este festival, que presume de ser “lo mejor del folk desde 1979”, junta en un mismo escenario durante varios días entre septiembre y octubre a alrededor de un centenar de artistas conocidos y por descubrir del panorama nacional.

Guinness Cork Jazz Festival.

Otro de los grandes eventos que une a toda la ciudad en las calles y el los escenarios bajo una misma sintonía: el jazz. El Guinness Cork Festival se celebra cada año en octubre, y es toda una fiesta en la que el ritmo y, por supuesto, la cerveza son los protagonistas. Haga frío, llueva o truene, este festival invita a disfrutarlo al máximo.

IndieCork Festival.

Dicen de este festival que es “el mejor” festival de música y cine independiente de toda Irlanda, y uno de los mejores de todo el mundo. A principios de octubre, un sinfín de cortos, largometrajes y actuaciones se dan cita tanto durante el día como de noche e, incluso, a través de internet.

A Taste of West Cork Festival.

Si bien ya hemos dicho que Cork es la capital gastronómica de Irlanda, no podía no celebrarse un evento en el que se mostrase que la fama es bien merecida. Así, en septiembre se celebra esta aventura culinaria, que se extiende por todo el condado de Cork y que exalta tanto a las manos cocineras y la cocina tradicional del país como a la tierra que la cultiva.

8. Curiosidades

Irlanda es un país lleno de historia, y Cork no se queda atrás. Aquí va una buena retahíla de anécdotas, curiosidades y fun facts que te ayudarán a conocer mejor la ciudad, su pasado y su presente.

〉Una ciudad atacada por vikingos: después de que los anglonormandos poblaran la ciudad de Cork, esta fue objeto de los ataques de vikingos durante años, de ahí que se encuentre tan bien protegida.

〉A pesar de ser una ciudad pequeña, Cork fue nombrada en 2005 “Capital Europea de la Cultura”, y también presume de ser la capital gastronómica de Irlanda.

〉El Titanic realizó su última parada antes de naufragar en la ciudad de Cobh, en el condado de Cork. Hay todo un museo dedicado a esta “Experiencia Titanic” en la que se encuentra toda la historia.

〉En mayo de 2019, Cork vio aumentada su población en 000 nuevos residentes al extenderse, por primera vez, el límite de la ciudad. Por lo que, si antes Douglas o Ballincollig eran localidades, ahora son barrios pertenecientes a la ciudad de Cork bajo el nombre de new city.

La primera patata que llegó a Europa desde las Américas se plantó en Cork. Sir Walter Raleigh fue pionero en su cultivo en el jardín de su casa de Youghal, en el condado de Cork.

9. Barrios principales

Vivir en Cork, como en cualquiera de las ciudades más grandes de Irlanda, significa tener todo tipo de necesidades, oferta cultural y ocio, y a la vez poder disfrutar de hacer vida entre paisajes insólitos. Si tienes pensado ir a vivir a Cork, te contamos cuáles son las mejores zonas y barrios para pasar una temporada como estudiante:

Centro de Cork: Allí se encuentra el bullicio de la ciudad, el movimiento y el ritmo que dan los restaurantes y bares, las tiendas y las calles más transitadas. Si buscas tener siempre algo que hacer (¡el famoso English Market se ubica en el centro!) y quieres tener todo a mano, este es tu barrio.

Shandon: Al norte del río, este barrio histórico es el más pintoresco de la ciudad. Allí disfrutarás de una tranquilidad y unas vistas en cada giro de calle, ya que se encuentra elevado entre montañas… por lo que también tendrás que estar un poquito en forma para subir y bajar cuestas a diario 😛

Douglas: Una de las zonas más tranquilas de la ciudad que, sin embargo, está a poco más de 20 minutos a pie del centro. Si eliges este barrio vivirás en un remanso de paz residencial en el que reina también la seguridad.

BlackRock: Este barrio debe su nombre al castillo, que se encuentra rodeado de naturaleza. Aunque está algo más alejado del centro de Cork (a poco más de una hora) las líneas de autobús conectan perfectamente esta zona con el resto de la ciudad. Sus construcciones son más modernas, y además cuenta con su propio centro comercial.

Ballincollig: A pesar de no estar para nada céntrica (más bien, al revés, ya que se encuentra a unos 10 kilómetros del centro), este suburbio es ideal si quieres algo diferente a vivir en el centro, ya que tiene muchísima más naturaleza alrededor. Además, también tiene vida propia y se trata de una zona con un aire especial. Sin embargo, si estudias o trabajas en el centro o alrededores no es tan recomendable, ya que los autobuses en esta zona tienen una menor frecuencia.

10. Consejos para tus primeros días

Si ya has tomado la decisión de conocer a fondo Cork y quieres que te llevemos a vivir una experiencia única, hay algunos consejos que te vendrán muy bien y que deberás tener en cuenta antes de hacer las maletas. ¡Apunta!

No olvides tu “ropa de lluvia”: el agua te acompañará durante mucho tiempo si vives en Irlanda (en cualquiera de sus ciudades), pero no te frenará en absoluto a la hora de hacer vida. De hecho, en cuanto comiences a ver el día a día de los irlandeses e irlandesas, te darás cuenta de lo fácil que se adaptan y siguen con su rutina sin alteraciones. Ya sabes, chubasquero, paraguas y botas de agua o calzado resistente no pueden faltar en tu maleta.

No busques piso desde tu país, espera a llegar a Cork para hacerlo. Si quieres, puedes entrar en grupos de Facebook de estudiantes en Cork o en páginas como Gummtree, draft.ie o rent.ie para hacerte una idea previa unas semanas antes de tu llegada.

Antes de elegir piso, calcula bien las distancias de este a tu trabajo o centro de estudios. Cork tiene muchos barrios diferentes y con distancias considerables entre ellos. A menudo podrás ir andando o en bus entre diferentes zonas, pero ten en cuenta que no siempre las conexiones son buenas. No querrás estar perdiendo mucho tiempo en desplazamientos, ¿verdad?

Ve con ganas de disfrutar y conocer: en Cork hay mucho que ver o hacer, pero mucho más te espera si te atreves a salir de sus fronteras y descubrir sus alrededores. ¡De verdad, te aseguramos que vale mucho la pena!

Intenta ganarle la lucha al mal tiempo. Habrá días -sobre todo en invierno- en los que el frío o la lluvia pueden cambiarte un poco el mood. Aprovecha esos momentos para hacer planes en casa o de interior: allí es súper típico tomar el té después de comer, así que podrá servirte para practicar tu inglés con locales, hacer amistades o pasar un buen rato.

Si de verdad quieres tener una inmersión lingüística cada día, ve a un pub irlandés: te relacionarás seguro con la gente irlandesa, que te aseguramos que es de lo más amable, abierta y dispuesta a ayudar del mundo. Además, no puedes perderte la música en directo de los pubs, ¡es súper divertida!

11. La hora en Cork

Cork tiene un huso horario GMT, por lo que no suma horas a la hora base que determina la zona del meridiano de Greenwich. Esto implica, sin embargo, que cambia la hora dos veces al año, una en marzo, en la que los relojes se adelantan una hora, y otra en octubre, en la que los relojes se atrasan una hora.

De esta forma, en marzo da comienzo lo que llaman el horario de verano, mientras que en octubre se inicia el horario de invierno. Claro que hoy en día no necesitarás recordar estos cambios, ya que el móvil se encargará de hacerlo sin que te enteres

 

Otras ciudades de Irlanda.

  • ¿Quieres vivir una experiencia única en una ciudad viva y con muchos rincones por descubrir,?

  • ¿Te gustaría aprender inglés en Cork? Su arquitectura moderna que se asienta sobre el río

  • ¿Conoces la ciudad de Galway? Su corazón es pura tradición: calles medievales, tiendas de barrio

You don't have permission to register