TOP
Descubre paisajes y visados de Irlanda
Tu puerta de entrada al país

Tipos de visados

Irlanda es uno de los destinos preferidos para quienes quieren estudiar inglés en el extranjero. Es un país que reúne todos los requisitos para disfrutar al máximo de tu estancia lingüística: tiene muchísimas opciones educativas, ciudades llenas de ambiente y cultura, un mercado laboral boyante de oportunidades y mil y un lugares en los que perderse, hacer una escapada y explorar.

1. ¿Qué tipo de visado necesito para viajar a Irlanda?

Irlanda cuenta con un sistema de extranjería que ofrece diferentes tipos de visado a personas de otros países que quieran vivir en su territorio. Si eres de España o cualquier otro país de la Unión Europea, este paso te resultará mucho más sencillo: al formar parte de la UE, podrás circular libremente, vivir y trabajar allí como cualquier ciudadano local. Irlanda es, desde el Brexit, el único país de la Unión Europea con el inglés como primera lengua: ¡aprovéchalo!

Si vienes de fuera de la UE, tendrás varias opciones para regularizar tu estancia en el país de los tréboles. Desde el visado de turista, útil si tu única intención es viajar por la isla verde, hasta distintas modalidades de visas para poder tener una experiencia más prolongada en la que estudiar y poder optar a un trabajo en Irlanda.

El tipo de visado que necesites para acceder a Irlanda dependerá de tu país de origen, el tiempo que pretendas pasar en Irlanda y lo que quieras hacer durante tu estancia. Si tienes la nacionalidad española, o de cualquier otro país de la Unión Europea, no necesitarás ningún trámite: desde que llegues al país tendrás los mismos derechos que cualquier persona local a la hora de vivir y trabajar.

La cosa cambia si vienes, por ejemplo, de países latinoamericanos. En ese caso sí importará el tiempo que vayas a pasar en Irlanda, si quieres solamente viajar o si también pretendes trabajar y estudiar. La propia página web del gobierno irlandés tiene una sección habilitada para que consultes si necesitas un visado para viajar a su país.

Cualquier estancia superior a tres meses o en la que se pretenda trabajar debe estar previamente aprobada por el departamento de Inmigración irlandés en forma de un visado. Hay muchos tipos de permisos, desde algunos para internships (trabajos de prácticas para estudiantes), hasta visados de trabajo de 14 días e incluso para puestos de trabajo concretos. Te contamos cuáles son los más populares.

tipos de visado en irlanda2. Tipos de visado en Irlanda

Aunque el gobierno irish cuenta con múltiples formatos de visa diferentes lo más común es que, en caso de que quieras trasladarte a vivir y trabajar en Irlanda, lo hagas mediante alguno de los tipos de visado que vamos a contarte a continuación. Desde el visado de turista convencional, que permite una estancia de tres meses en el país, hasta otros permisos de residencia más extensos y complejos: te detallamos todo lo que necesitas saber para exprimir al máximo tu estancia en la tierra de los leprechauns.

> Visado de turista (C).

Uno de los formatos más comunes para quienes quieren estudiar inglés en Australia es hacerlo con un visado de turista. Esta visa permite estar en el país un máximo de 90 días y realizar cursos de inglés durante ese periodo, lo cual es ideal por ejemplo para inmersiones lingüísticas de verano o para cursos intensivos.

El visado de turista, oficialmente llamado Short Stay (C), no permite trabajar legalmente en Irlanda, ni con remuneración ni sin ella. Es un visado, además, estrictamente individual: no existen visados familiares, y en caso de viajes grupales cada persona deberá tener su visa propia. Existen dos formatos:

 

Single Entry: para viajeros que solo necesiten acceder al país una vez. Si por el motivo que sea se abandona Irlanda, habrá que tramitar un nuevo visado. Permite estar tres meses con las condiciones que hemos detallado arriba. Tiene un coste de 60 euros.

Multiple Entry: este es el formato necesario para quienes quieran moverse entre destinos cercanos, entrando y saliendo de Irlanda en más de una ocasión. Tiene un coste de 100 euros.

 

Para solicitar este visado, en primer lugar, debes consultar el listado de países para el cual es requisito necesario, ya que sin él podrías quedarte en la aduana (puedes asegurarte aquí). Una vez te asegures, será tan sencillo como completar el formulario online y pagar las tasas.

Además, si ves que necesitas el visado, ¡tendrás que planificarte bien! El gobierno irish exige que la solicitud se realice al menos tres meses antes del viaje, por lo que puede que Irlanda no sea el mejor plan improvisado de última hora si por tu nacionalidad necesitas un visado de turista para entrar

visado de turista en irlanda> Visado de estudiante (STAMP 2).

Para aquellos programas estudiantiles más extensos que un curso intensivo o un intercambio de verano, Irlanda tiene una opción muy popular: el visado de estudiante, conocido oficialmente como Stamp 2. Aunque lo más frecuente es que lo reciban personas que quieren estudiar inglés en Irlanda, ¡va mucho más allá!

El visado de estudiante de Irlanda tiene muchas ventajas. Permite residir en Irlanda desde ocho meses, duración mínima del visado, hasta dos años, salvo para estudios universitarios, en cuyo caso el visado se adapta a la duración del programa. Pero, sobre todo, la visa Stamp 2 es una solución muy popular por algo: ¡da derecho a trabajar legalmente! Podrás trabajar un máximo de 20 horas por semana mientras dure tu curso y hasta 40 horas por semana en los periodos de vacaciones.

Cualquier programa superior a cuatro meses de duración, desde una carrera universitaria hasta un máster, un doctorado o un Higher National Diploma (formación profesional), el visado Stamp 2 regula a personas venidas del extranjero a cursar cualquier formación recogida por la Interim List of Eligible Programmes (ILEP), listado oficial de programas educativos del gobierno irlandés.

Requisitos del visado de estudiante en Irlanda

  • Necesitarás un seguro médico privado. Este visado no da derecho a su titular al uso de servicios públicos como hospitales, y el Gobierno irlandés lo avisa por anticipado.
  • Carta de aceptación de la escuela, centro de estudios o universidad donde vayas a cursar el programa que hayas elegido.
  • Pago del curso que vayas a realizar. Tendrás que abonarlo por adelantado y presentar el comprobante en tu solicitud.
  • Pasaporte en vigor.
  • Cuenta bancaria con al menos 3.000 euros de fondos, o el equivalente a esa cantidad en tu divisa local.
  • Pago de la tasa del visado: 300 euros.

Si viajas desde España, Suiza o cualquier otro país de la Unión Europea, podrás estudiar en Irlanda sin necesidad de un visado de estudiante, además de poder trabajar a jornada completa. Pero, aunque el visado no te haga falta, sí deberás demostrar al Gobierno que tienes suficientes ahorros como para mantenerte en el país, aportando pruebas de que tienes los mencionados 3.000 euros o, para estancias de menos de 6 meses, un mínimo de 500 euros por mes que vayas a pasar en Irlanda.

Si provienes de cualquier otra zona del mundo, te hará falta recopilar todas las pruebas para obtener tu visado. Deberás registrarte en esta página del departamento de Inmigración irlandés, y en función del tipo de estudios que vayas a cursar se te pedirán diferentes documentos, aunque los fundamentales son los que te hemos contado en el listado de requisitos un poco más arriba.

requisitos para estudiar en irlanda> Working Holiday Visa.

Su nombre lo dice todo: unas vacaciones mientras trabajas. La Working Holiday Visa sigue el formato que popularizó hace unos años Australia y al que ahora se han sumado otros muchos países. En esencia, es un permiso temporal para vivir y trabajar en Irlanda legalmente, de forma que puedas viajar mientras trabajas para costearte tu estancia y gastos en el país.

La Working Holiday Visa de Irlanda tiene una duración de un año y no puede prorrogarse. La idea del Gobierno irlandés con este tipo de visa es la de promocionar sus bondades como destino turístico permitiendo a viajeros moverse durante 12 meses por su territorio y dándoles la posibilidad de trabajar legalmente al mismo tiempo.

La única pega es que el listado de países que entran en el convenio de la Working Holiday Visa es un poco limitado. Como en los demás casos, si vienes de la Unión Europea no te hará falta, pero solo podrás optar a este formato de visa si tienes pasaporte de Argentina, Chile, Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Japón, Hong Kong, Corea del Sur o Taiwán. Si vienes de uno de esos países, ¡estás de suerte!

Requisitos de la Working Holiday Visa de Irlanda

  • No puede solicitarse desde Irlanda. Si ya estás allí de vacaciones o estudiando y quieres pedir la Working Holiday Visa, tendrás que abandonar el país durante el proceso.
  • Tu edad deberá estar entre 18 y 35 años si eres de Argentina, Canadá o Australia, entre 18 y 30 para el resto de países.
  • Viajarás, al menos a nivel administrativo, por tu cuenta. No existen visas familiares ni de pareja. Cada persona que acceda al país deberá tener su propio visado individual.
  • Solo puedes obtener la Working Holiday Visa una vez. Si ya la has tenido antes, no puedes volver a optar a ella.
  • No tienes antecedentes criminales. Deberás aportar el certificado que lo demuestre.
  • Debes tener un pasaporte válido de alguno de los países que forman parte del convenio.
  • Asegúrate de cuándo se abren las plazas para tu país: hay un número limitado de visados WH al año.
  • Tienes que contratar un seguro médico privado. Los titulares de WHV no tienen derecho al uso de hospitales públicos.
  • Contar con fondos económicos como para mantenerte, al menos, durante la primera parte del viaje. El Gobierno irlandés exige como mínimo 1.500 euros si tienes billete de avión de vuelta a tu país de origen, 3.000 si no lo tienes.
  • Pago de las tasas de la visa: 300 euros.

En el caso de la Working Holiday Visa de Irlanda hay una cosa a tener en cuenta sobre todo lo demás: hay bastante letra pequeña. Si no quieres dejarte nada importante en el tintero, lo mejor es que consultes aquí la información específica de cada país y, en caso de duda, contactes con la representación diplomática de Irlanda en tu país de origen.

working_holiday_visa en irlanda> General Employment Permit (STAMP G1).

¿Qué sucede cuando una persona termina sus estudios universitarios en Irlanda y, con ellos, finaliza también su visado de estudiante? Esa transición entre la vida estudiantil y el acceso a la vida laboral se hace, en Irlanda, mediante el visado Stamp 1G. Con esta visa, estudiantes recién graduados pueden quedarse en el país y optar legalmente a trabajos cualificados.

Para carreras universitarias, el visado Stamp 1G tiene una duración de 12 meses, mientras que para másteres y doctorados la duración es de dos años. Este visado, a ojos del gobierno, es prácticamente una prolongación del Stamp 2 (visado de estudiante), con la salvedad de que podrás trabajar a tiempo completo.

Pero se considera así porque, si tu objetivo a medio o largo plazo es conseguir la residencia en Irlanda, el tiempo que pases allí con Stamp 2 o Stamp 1G no contará hasta que no aparezca una empresa que te esponsorice si el empleo en el que buscas forma parte de la Critical Skills Occupation List.

Requisitos para aplicar al Stamp G1

  • Tienes que tener una oferta de trabajo formal. Sin ella, aunque acabes de terminar tus estudios, no podrás optar a este visado.
  • Cuidado: aunque la tengas, el Gobierno irlandés tiene una lista negra de trabajos que no pueden acogerse a esta visa. Asegúrate de que el tuyo no está ahí.
  • Cuando tengas tu oferta de trabajo, deberás aplicar a la visa a través de EPOS, la plataforma de permisos de trabajo online del Gobierno irish.
  • Tu salario mínimo por ley con este visado serán 30.000 euros brutos al año, salvo en ciertas excepciones en las que será de 27.000 euros brutos al año.
  • Certificar que tienes las aptitudes para desarrollar el puesto de trabajo por el que se te concederá el visado. Lo puedes hacer con los títulos de tus estudios o mediante cartas de recomendación de terceros.

> Irish Residential Permit

El Irish Residential Permit será la certificación oficial de tu estancia en Irlanda. Es independiente de tu visado, y deberás hacerte con uno si pretendes pasar en el país más de 90 días. El IRP es un documento físico que prueba que tu estancia en Irlanda ha sido registrada en Inmigración y que tienes permiso para permanecer en el país hasta la fecha que en él se indique.

Se trata de una tarjeta plastificada, como cualquier carnet de identidad (aunque el IRP no sirve como identificación oficial), que deberás llevar contigo a todas partes. Tiene un coste de 300 euros y solo es un requisito para personas de fuera de la UE y que tengan 16 o más años.

La policía irlandesa (llamada An Garda Síochána) o agentes de Inmigración te pueden pedir el IRP, por lo que es recomendable que no te alejes mucho de él. Por supuesto, también tendrás que mostrarlo cuando salgas del país o retornes. Es renovable y solo puede solicitarse y obtenerse en persona.

residencia permanente en irlanda como conseguirla3. ¿Cómo te ayuda Salta?

Todos estos tipos de visado, requisitos y condiciones pueden llegar a confundirte: ¡somos conscientes! Por eso, queremos hacer que el proceso te resulte lo más sencillo posible, poniendo a tu servicio nuestra experiencia viviendo en Irlanda.

Lo principal que podemos hacer para ayudarte es escucharte: tus proyectos, tus intereses, aquello que vayas buscando en Irlanda o esas experiencias que quieras traerte en la maleta de vuelta. Cada persona y cada aventura tienen su tipo de visado, ¡y te ayudaremos a elegir el tuyo para que no se te quede ni media espina clavada!

Por supuesto, no basta con elegir visado: recopilar la documentación, realizar todos los trámites con el departamento de Inmigración, búsqueda de la ciudad perfecta para ti, encontrar la formación más apropiada si quieres estudiar… Un sinfín de gestiones para las que podrás contar con Salta antes, durante y después de tu experiencia irlandesa.

You don't have permission to register