TOP
Vivir en la ciudad de Brisbane Australia
Buen clima, comodidad y amplia oferta de trabajo.

Brisbane

Con un ritmo de vida más calmado que las grandes ciudades y una naturaleza urbana en la que refugiarse de cualquier estrés del día a día, vivir en Brisbane es vivir en una ciudad cómoda y con buen clima durante todo el año.

1. Clima

El buen tiempo de Brisbane es uno de los factores que hacen de esta ciudad la elegida por muchos para vivir su experiencia en Australia. Situada en el este del país (al sur del estado de Queensland), su clima subtropical favorece las actividades y planes outdoor ya que el sol es el protagonista durante prácticamente todo el año. Días interminables, de ocho horas de luz de media te esperan en Brisbane, además de un clima agradable durante las cuatro estaciones del año.

Los veranos en esta ciudad son calurosos, las temperaturas máximas rondan los 30 grados de media y las mínimas los 21, y es a final de esta estación (que abarca de diciembre a febrero) cuando se da la temporada de lluvias. Los inviernos son templados, con temperaturas máximas de 21 grados y mínimas de 10, un tiempo que no impide seguir disfrutando de las terrazas de restaurantes y cafeterías, ni de los paseos por la ciudad. El entretiempo en Brisbane es la mejor época del año, ya que tanto en primavera como en otoño las temperaturas máximas no son demasiado altas (26 grados de media) ni las mínimas demasiado altas (16 grados de media).

2. Transporte

En Brisbane, el sistema de medios de transporte es rápido, cómodo y tiene muchas frecuencias de paso. El gobierno creó esta red con una filosofía muy clara: la de reducir y descongestionar el tráfico de la ciudad, y asegurar a la vez el rápido desplazamiento de los viajeros.

Por ello, el transporte público de Brisbane es la mejor opción para moverte por la ciudad. Autobús, tren y ferry interconectan el centro con los diferentes barrios y zonas de los alrededores, de forma que no tendrás que preocuparte por los desplazamientos, ya sea en el día a día o cuando quieras hacer turismo y descubrir todos sus encantos. En algunas zonas, como en el centro, el transporte es gratuito, por lo que podrás disfrutar de un agradable paseo por el Brisbane river (el río que atraviesa y parte en dos la ciudad) desde las 6 de la mañana hasta la medianoche. Alucinarás con el skyline de la ciudad, especialmente de noche 😉

Aunque puedes comprar billetes de transporte individuales para hacer uso del transporte público de Brisbane, la más recomendable es tener la tarjeta Go Card, que puedes conseguir en cualquier 7Eleven o Night Owl (franquicia australiana de convenience stores) o bien vía online o telefónica aquí. Con ella las tarifas de transporte son más baratas y su uso es más conveniente, ya que puedes obtener promociones, como un 20% de descuento al viajar en horario de 8.30am y 3.30pm y después de las 7pm entre semana (es decir, evitando la hora punta), durante todo el fin de semana y los festivos, o bien viajar a mitad de precio tras el octavo viaje que realices durante la semana.

Además del transporte público, en Brisbane es muy popular utilizar la bicicleta para desplazarse, ya que la ciudad cuenta con carriles bici seguros por todas partes, así como vías para caminar y fomentar un estilo de vida saludable.

Imagen de los edificios en Brisbane3. Alojamiento

Una de las ventajas que tiene Brisbane es que, a pesar de ser una gran ciudad, los alquileres son más baratos que en Sydney o Melbourne. El precio de una habitación puede variar mucho según las comodidades que tenga el piso, y la zona en la que se ubique. Dado que en Brisbane disfrutan de un buen clima todo el año, es habitual que los edificios tengan piscina comunitaria.

Estos son los precios medios del alquiler de una habitación en Brisbane:

> Habitación individual: entre 180 – 220 AUD por semana.

> Habitación compartida: entre 120 – 200 AUD por semana.

> Estudio/apartamento de una habitación: entre 290 – 390 AUD por semana.

4. Alimentación y restaurantes

Hacer la compra en Brisbane no es para nada aburrido, y puede salir muy bien de precio si te acostumbras a hacerla en los mercadillos de fin de semana en plena calle. En ellos encontrarás productos frescos, orgánicos, de origen australiano (ya irás descubriendo las etiquetas de “proudly made in Australia” conforme vayas adentrándote en su cultura) e internacionales.

Además, hacer la compra en los street markets de Brisbane es más barato que en un supermercado corriente, por lo que ahorrarás más. Cleveland Market, The Rocklea Markets, Carseldine Farmers and Artisan Markets, Northey Street Organic Markets, Milton Markets, Global Food Markets y Nundah Farmers’ Markets… ¡hay muchos! Estos son los más populares y reconocidos, y no solo disfrutarás de la comida, sino también de ropa vintage, productos artesanales o de actividades de ocio. Y, ¡no te lo pierdas! En muchos de ellos pasearás o harás tus compras mientras escuchas música en directo 😎

En cuanto a la oferta de restaurantes, Brisbane tiene mucho que ofrecer. Especialmente en el barrio de la City, un montón de cafés y de rooftops te esperan para tomar desde un desayuno cuqui instagrameable bajo el sol hasta una copa nocturna en un beer garden con vistas al río y live music. Suena bien, ¿verdad?

Para la vida nocturna y las salidas a restaurantes para cenar, la zona de South Bank es la más popular, ya que cuenta con muchísimos locales de todo tipo de gastronomías y de todos los países del mundo. Tantos, que te costará quedarte en casa un fin de semana.

 

Brisbane ilustración
«Brisbane es una ciudad cómoda, con oferta de trabajo y buen tiempo todo el año«

5. Oferta de trabajo

Brisbane es la ciudad que mayor crecimiento tiene en términos de empleo, por delante de las grandes Sydney o Melbourne, por lo que las oportunidades son muchas tanto si estás o no cualificado, ya que hay muchos puestos de trabajo para habilidades específicas. Otro de los beneficios de trabajar en Brisbane es la calidad de los empleos y las buenas condiciones de los trabajadores. El gobierno garantiza el trabajo justo y los salarios altos, de forma que los empleados se sientan a gusto en la empresa y viceversa.

En Brisbane, además de haber muchos puestos de trabajo en hostelería y restauración, hay muchas empresas multinacionales, por lo que si tienes estudios relacionados con el mundo empresarial podrás optar a muchos de los puestos que ofrece este mercado. Como en cualquier ciudad australiana, el tipo de visado que tengas también influirá, así como las ganas y el empeño que le pongas a la búsqueda de empleo.

6. Turismo: ¿Qué ver en Brisbane?

Brisbane es una de esas ciudades que sorprende cuanto más la conoces. Tanto si planeas vivir en Brisbane una temporada como visitarla por unos días, hay algunos lugares que deberían estar en tu lista de imprescindibles desde el momento en que pongas un pie en territorio brissie:

Lone Pine Koala Sanctuary. No hace falta que te recorras Australia de cabo a rabo para encontrar las increíbles especies de animales que habitan en ella, ya que hay muchos santuarios en los que podrás ver en sus hábitats desde koalas, canguros y wombats hasta ornitorrincos y diablos de Tasmania o serpientes que te pondrán la piel de gallina. El santuario de Brisbane es uno de los más reconocidos en toda Australia, y una visita obligatoria si decides poner un pie en la ciudad.

Brisbane Botanic Gardens Mount Coot-tha. Si te apasiona la naturaleza, este lugar es para ti. A siete kilómetros de la ciudad se encuentran más de 52 hectáreas de diversidad infinita de ecosistemas en los que relajarte y disfrutar de la tranquilidad y la paz que brindan los jardines. Jardín japonés, zona árida, cúpula tropical… hasta la colección más grande del mundo de árboles selváticos nativos de Australia se esconden en Mount Coot-tha.

South Bank Street Beach. ¿Quién dice que Brisbane no tiene playa? En pleno centro de la ciudad, la playa artificial de South Bank se ubica entre rascacielos, palmeras, vistas al río… Este oasis urbano da un respiro al ritmo de la ciudad y permite disfrutar de un baño seguro en aguas cristalinas y arena fina.

Story Bridge. El inmenso puente de Brisbane es, junto al de Sydney y el de Auckland (Nueva Zelanda), uno de los tres únicos puentes en el mundo que permite ser escalado. Además de la aventura del climbing, disfrutarás de unas vistas únicas de la ciudad y, por si fuera poco, ¡también podrás bajar haciendo rapel! El Story Bridge es el único puente que permite esta actividad, ¿no te la querrás perder, verdad?

Moreton Island. La tercera isla de arena más larga del mundo está solo a 75 minutos en ferry desde Brisbane, y es un paraíso para los amantes del buceo y el snorkeling. En la profundidad de sus aguas turquesas se encuentran barcos hundidos, una infinidad de peces de colores, tortugas marinas o tiburones wobbegong, también conocidos como tiburones “alfombra” y que son generalmente inofensivos. Envuelta entre naturaleza y océano, Moreton Island es uno de los mejores lugares donde ver el atardecer en Australia.

Queensland Art Gallery & Gallery of Modern Art. Si te interesa el arte contemporáneo, hay dos edificios que debes visitar. Ubicados en el complejo cultural de South Bank, la galería de arte y el museo acogen más de 1.700 obras de arte de todo el mundo (especialmente de Australia, Asia y de países del Pacífico) y exposiciones de grandes artistas que te dejarán con la boca abierta.

Brisbane Riverwalk. Este paseo es una de las joyas de Brisbane. Se trata de un camino que conecta el centro de la ciudad con el barrio de New Farm a través del río. El skyline de cine y la paz que transmite hace del recorrido una experiencia de lo más placentera, sobre todo a la luz de la luna. Eso sí, si lo haces de día, no olvides protección solar, ya que no hay ni una sombra en la que refugiarse en todo el camino.

Noria de Brisbane en Australia7. Eventos anuales

Brisbane vive al aire libre. La capital de Queensland es la máxima expresión del buen tiempo australiano, con muchos días de sol y, por tanto, muchos eventos para disfrutar del clima y el ambiente. Además, si te gusta la música en directo y el ambiente de festival, ¡esta ciudad está hecha para ti! Estos son algunos de los eventos más importantes que se celebran cada año:

City Sounds. Este festival semanal de música en directo tiene algo especial que gusta a cualquier fan de la música. Tanto artistas populares como emergentes se dan cita en el evento, así como todos los estilos que puedas imaginar desde el folk, alternativo o electro. ¡Siempre habrá alguno por descubrir!

Melt Festival. Centenares de conciertos, performances, cabarets, teatro y un sinfín de actividades artísticas y culturales tienen lugar en Brisbane para celebrar, entre junio y julio, los derechos de la comunidad LGTBIQ+ y darle visibilidad. Este festival es transgresor, divertido y, sobre todo, impresionante.

Riverfire. La noche más mágica de Brisbane es un evento que no te querrás perder: un arsenal de fuegos artificiales lanzados desde puentes, barcos y rooftops de la ciudad acompañados de acrobacias de las Fuerzas de Defensa Australianas se celebra a orillas del río con motivo del fin del Brisbane Festival, uno de los festivales artísticos más populares de Australia.

World Science Festival. Este festival, que tiene su origen en Nueva York, solo se celebra en Australia en Brisbane, donde expertos tienen una cita con la sociedad para hablar de ciencia, conocimiento y futuro en los debates, conferencias y demás actividades, con la intención de divulgar información y concienciar de la implicación del ser humano en los cambios que se avecinan.

Brisbane Street Art Festival. El festival más grande de arte urbano de Australia se celebra cada año en Brisbane en mayo, y tiene como objetivo descubrir artistas nacionales e internacionales en un escenario público: las propias calles de la ciudad.

CMC Rocks QLD. Si eres fan de la música country, tienes una cita en marzo. El mayor festival de este estilo se celebra durante tres días seguidos de actuaciones de artistas de todo el mundo. ¡Un evento único!

Festival en Brisbane8. Curiosidades

Brisbane, aunque viva a la sombra de Sydney y Melbourne en cuanto a fama, tiene una larga historia, una gran personalidad y un mundo de anécdotas y curiosidades que la hacen única. ¿Quieres conocer algunos de los fun facts más ilustres sobre ella? 👇

> El primer lamington fue creado en Brisbane: aunque Australia no destaca demasiado por su gastronomía propia, los dulces tradicionales del país son un “pecado” del que sí pueden presumir los aussies. Entre los más populares destacan los lamington, unas mini tartitas esponjosas de vainilla cubiertas de chocolate y coco rallado que gustan mucho a los locales y turistas. Sin embargo, su origen no es del todo australiano, ya que los lamington fueron una elaboración del chef francés Armand Galland.

> Queen Street, la calle principal de Brisbane donde confluye la moda, el ocio y la gastronomía no ha sido siempre tan elegante, ya que antiguamente fue el hogar de hasta mil presidiarios que vivían en cuarteles.

> Brisbane acogió, durante la batalla de Pearl Harbour en 1941, a más de 75.000 tropas americanas que combatían a Japón. El río de Brisbane se llenó de cientos de muelles para barcos de estadounidenses que vieron en la ciudad el refugio de los bombardeos.

> El Story Bridge tiene a su hermano gemelo en Montreal, Canadá. Este spot brinda una de las mejores vistas de la ciudad, y su construcción tuvo la influencia del llamado puente Jacques Cartier, modelado a partir del puente de Quebec, construido casi cuarenta años antes que el australiano.

> El primer vuelo que cruzó el pacífico llegó a Brisbane de la mano de Charles Kingford Smith, quien tardó 83 horas desde California para regresar a su hogar.

> En Brisbane (así como en todo el estado de Queensland), la edad mínima para trabajar es ¡de 13 años! Incluso, niños de entre 11 y 13 pueden hacer trabajos de reparto como entrega de periódicos o de folletos comerciales entre las 6 y las 18 horas, siempre que estén supervisados.

9. Barrios principales

Brisbane es una ciudad que goza de gran calidad de vida gracias a sus espacios verdes y calles sin contaminación, por lo que cualquier zona es buena para disfrutar de tu experiencia en Australia. Sin embargo, dependiendo de tus intereses, podrás elegir una zona más tranquila o más transitadas. Aquí te contamos cuáles son los mejores barrios para vivir en Brisbane:

Si te gustan las zonas vivas y con bullicio, la zona de CBD (Central Business District) y el barrio de Fortitude Valley te encantarán. En la city se encuentra Queen Street, la calle principal de la ciudad y la que más opciones de shopping y bares y restaurantes tiene, mientras que Fortitude Valley es el más nocturno y con mayor oferta para salir de noche, pero también donde reina el street art en sus calles llenas de grafitis. Ambas zonas cuentan con los rascacielos de Brisbane, las calles llenas de gente día y noche, y las luces que iluminan la ciudad. Además, a pesar de que los alquileres son algo más caros en el centro, disfrutarás del transporte público gratuito.

Con un aire más bohemio y tranquilo, los barrios más alejados del centro como Spring Hills, New Farm o Kangaroo Point ofrecen otro punto de vista de Brisbane: casas más antiguas pero con encanto, tiendas y cafés de barrio y un ritmo de vida más relajado, además de alquileres más económicos.

La zona de la playa artificial. Sin duda, South Bank es el barrio más atractivo para vivir en Brisbane si quieres sumergirte de lleno en el rollo australiano de barbacoas, sol, arena y “mar”. Y, a pesar de que sea una playa artificial, es una auténtica pasada. Lo mejor: sus vistas, ya que se encuentra a orillas del río, enfrentado a la De noche es un lugar mágico (¡y súper romántico! 😉

Playa en Brisbane10. Consejos para tus primeros días

Lo primero que te preguntarás al planificar tu llegada a Australia será cómo llegar del aeropuerto de Brisbane a la ciudad. Una de las opciones más fáciles es coger un taxi (el coste ronda los 40 AUD), pero también la más cara. a forma más económica de llegar es optar por el transporte público. En la terminal encontrarás una parada de Skygate, que es uno de los centros comerciales cercanos, que fleta autobuses gratuitos hasta allí. Una vez bajes en la última parada (Skygate), podrás coger el único autobús que lleva a Toombul, zona norte de la ciudad.

El trayecto de este bús costará poco más de 3 AUD, y de allí podrás desplazarte a cualquier barrio bien a pie o bien con el tren. Otras opciones son el tren (tarda unos 22 minutos y cuesta unos 15 AUD) o apps como DiDi (36 AUD aprox.) o Uber (33 AUD de media). Estas alternativas son buenas si vas cargado y no te apetece hacer cambio de transportes.

Hazte con la tarjeta de transporte y estúdiate cuáles son las zonas gratuitas para desplazarte. Estar preparado y conocer un poco la ciudad sobre el mapa te evitará malgastar dólares los primeros días.

Comprueba bien el tiempo antes de salir de casa y sal preparado. El sol en Brisbane (y en toda Australia) es muy peligroso, y los primeros días “patearás” mucha calle para encontrar piso, trabajo, ir a la escuela…

 

You don't have permission to register